Gobierno de Salta
Banner central top 1 separador

01 12 agua

El Gobierno provincial se ha concentrado en un tema de alto voltaje: la crisis hídrica. Por la urgencia de las circunstancias, los viejos esquemas se ajustaron a las necesidades que impone la actual sequía y tras una reunión de gabinete encabezada por el gobernador Gustavo Sáenz, se intensificó la actividad estatal.

Es que las consecuencias sociales y económicas que esta coyuntura genera en más del 60 por ciento del país y golpea en particular al departamento San Martín no admiten demoras. Así lo entendió el presidente de Aguas del Norte, Ignacio Jarsún, quien no oculta lo delicado del momento y viene interviniendo con seriedad y voluntad en el asunto.
Este miércoles visitó la zona para supervisar las obras y acciones que se ejecutan para mitigar la situación y según se informó de manera oficial, ante la bajante del río Caraparí y el dique Itiyuro, fuentes de abastecimiento de la Planta Potabilizadora que brinda el servicio para unos 120 mil vecinos de las localidades de Tartagal, Mosconi y Aguaray, se dispusieron una serie de medidas que están permitiendo contrarrestar los efectos.
Además, se prepara la ejecución del Pozo Nº 3 en Tartagal, para lo cual ya está contratada la empresa que tiene a cargo la obra que empezará en los próximos días. Se realizan, además, perforaciones exploratorias en el dique Itiyuro a los efectos de determinar si hay acuíferos subterráneos como para perforar una batería de tres o cuatro pozos en la zona para, desde ahí, abastecer a la planta del mismo nombre. Esta etapa está a cargo de la Secretaria de Recursos Hídricos de la Provincia.
No solo eso: al mismo tiempo, operarios de Aguas del Norte ejecutan maniobras y obras provisorias que permitan obtener agua a través de captaciones subterráneas en la zona del dique Itiyuro. Al respecto Jarsún con sinceridad dijo que “si bien estamos ejecutando obras que traerán soluciones de fondo en el mediano y largo plazo, también estamos enfocados en llevar soluciones inmediatas a los vecinos del norte para sobrellevar la histórica sequía que afecta con más fuerza a esa zona”.
El funcionario también aclaró que se brinda asistencia y contención mediante la entrega de agua con camiones cisterna en las diferentes localidades afectadas por la falta de agua, a través del operativo encabezado por el Comité de Emergencia Hídrica.
Una respuesta estructural
Nadie puede criticar las iniciativas y son bienvenidas todas las acciones por menores que sean, sin embargo, la emergencia es producto no solo de causas climáticas, a la vez existe una desinversión histórica que precede a este gobierno y que no se podrá resolver sin obras de envergadura.
En ese sentido, cabe recordar que en Tartagal se inauguró el año pasado la planta potabilizadora del río Tartagal, que llega a producir hasta 650 metros cúbicos por hora, pero que hoy solo produce 400 metros cúbicos por hora como consecuencia de la sequía, que provocó una merma de los caudales del rio.
Asimismo se comunicó que hay en ejecución además dos nuevos pozos en Tartagal, uno de los cuales abastece al hospital de la localidad en forma directa y que eventualmente se utiliza como cargadero de agua de los camiones cisterna.
También se ejecutó un pozo que se inauguró a fines del año pasado en el barrio Tomas Ryan, el cual se encuentra operativo y funcionando. Por otra parte, se hicieron recambios de cañerías en varias cuadras de los localidades de Tartagal y General Ballivián para evitar pérdidas en la distribución del recurso.
Todos estos esfuerzos evidentemente muestran que las autoridades saben que hay mucho qué hacer y han intensificado la gestión.


Situación por localidad

Tartagal y Mosconi: además de depender en su mayoría del Sistema Itiyuro, ambas localidades se abastecen de la batería de pozos que están en el paraje Yacuy, a unos 20 kilómetros de Tartagal. Desde ahí esos pozos producen unos 430 mil litros por hora, los cuales alcanzan para un sector de la ciudad de Tartagal y una parte se deriva a la localidad de Mosconi.
Tartagal: se abastece además del río Tartagal y la planta del mismo nombre, la cual hoy produce 400 mil litros hora, con lo que alcanza para abastecer una parte de las redes de los usuarios de la ciudad y otra parte de Mosconi.
La afectación de Tartagal es de aproximadamente un 60 por ciento de la población, que está sin agua. El 40% restante se abastece con pozos y la planta.
Mosconi: la localidad tiene una afectación del 90%, mientras que el 10% restante es el agua que se recibe de Tartagal y Yacuy, más algo que les llega desde Campamento Vespucio.
Aguaray: el 90% de la localidad depende del Sistema Itiyuro y el 10% restante de un sistema muy pequeño llamado Tuyunti, que se mantuvo funcionando aunque han bajado los caudales. La afectación es del 90%.
En esta localidad, a partir de los pocos caudales que se pudieron generar desde el Sistema Itiyuro, se pudo acumular esa cantidad de agua en la cisterna que abastece a Aguaray y, durante el día de hoy, se pudo hacer un turno desde las 6 de la mañana logrando abastecer al 60% de la localidad mediante la red.
Este turno se mantuvo hasta las 11 de la mañana, hora en que se quedó sin agua el sistema. A partir de entonces se está procediendo a acumular agua para hacer un nuevo turno mañana jueves.
Campamento Vespucio y Coronel Cornejo: ambas localidades dependen de la planta potabilizadora El Aguay, la cual está operando y produciendo aproximadamente 220 metros cúbicos por hora. Sobre esta planta Aguas del Norte realizó varias reparaciones en la cañería de impulsión.
Tiene un acueducto de unos 14 kilómetros que tenía problemas de averías por haber cumplido su vida útil, por lo que se hacen reemplazos de tramos importantes para poder mantener operando la planta y que la afectación no alcance a las localidades de Vespucio y Cornejo.
Salvador Mazza: con los pozos que se ejecutaron en 2022, en Salvador Mazza se logró que la localidad sea autónoma y no dependa del Sistema Itiyuro, por lo que hoy prácticamente no tiene problemas de abastecimiento a pesar de la situación del norte.
Eso se logró con al menos tres perforaciones que ya están habilitadas y hay otras más que ejecuta el municipio y que servirán para fortalecer y mejorar la prestación en la localidad y comunidades donde Aguas del Norte no presta servicio pero sí lo hace el municipio.