Punto Uno
Banner central top 1 separador

Por Natalia Aguiar
De repente, Cristina viró el barco. Hoy volvieron las clases presenciales a la provincia de Buenos Aires, terruño de Axel Kicillof.Para el gobierno nacional fue una decisión intempestiva, se sintió embaucado, y claro, generó malestar. Así están las cosas.

Ella dio la orden y de repente, Kicillof se alineó con el pensamiento de presencialidad en las clases de Horacio Rodríguez Larreta en la ciudad autónoma de Buenos Aires. Es que los números hablan por sí. La mayoría de las encuestas daba muy mal para Axel en provincia de Buenos Aires, y es esa jurisdicción la única con la capacidad de dar vuelta una elección nacional. Es decir, está todo en juego. Es que en tierra bonaerense se juegan muchos ejes de la campaña electoral, es una especie de termómetro del sentir de la gente, en su mayoría clase obrera, trabajadores, y si bien reciben planes sociales y demás, cuando llega el hastío, llega para quedarse. Y ese clamor de rechazo ya se percibe, y se percibirá en las urnas. Es lo que Cristina quiere evitar.

El desánimo y los números que no dan
Aunque los números y estadísticas tampoco son esperanzadores para el oficialismo a nivel nacional, y es que la gente está muy cansada, los encierros intempestivos y la situación socio económica no da para más.
El mal manejo de la pandemia, las negociaciones para que llegaran las vacunas y demás ha tenido fuerte reacciones en la ciudadanía. Manifestaciones, reclamos y algunas que se resisten a ser vacunados porque descreen de la veracidad de esas medidas.
Para el obrero, para aquél que no cuenta con un sueldo estatal, para el trabajador independiente, profesionales, comerciantes, empresarios de Pymes, la pandemia a significado el declive total, un derrotero de pérdidas, la incertidumbre.
Cristina es una gran estratega, puede gustarnos o no, pero lo es, y ella como un panóptico, analiza todo y está viendo que hay cuestiones que no están funcionando. Por eso, ya empezó a tomar medidas, seguirá tomándolas y repartirán mucho dinero para obras públicas, vacunas, mejoras en el sistema de salud, más y más planes sociales, clientelismo y mucho más, en la jurisdicción que lidera Kicillof porque es un área clave para ganar las próximas elecciones.
Fue ella quien decidió la vuelta a clases de los niños en la provincia de Buenos Aires, quienes están sufriendo la falta de contacto con sus compañeros y la ausencia de escolaridad, sociabilización, y cuyos padres ya no pueden sostener esta situación porque deben salir a trabajar con changas. A ganarse el mango diario. Ninguno es millonario.

¿Cuál es el objetivo primordial de Cristina?
Por un lado, mantener los senadores en el Senado y ganar otros tantos en la Cámara de Diputados donde aún no maneja la cuestión en un ciento por ciento. Es que desde allí podrán llevar adelante todas las reformas necesarias para lograr sus objetivos, como la modificación de la Ley de Fiscales, lo que le dejaría el camino sembrado para cosechar impunidad. Entre otros tantos proyectos…
Es “Ella” la capitana del barco, y quizás como dijo Eduardo, el hijo del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro: “El único barco que se hunde es el de Argentina”. Es que el hombre rebatió la frase desopilante que utilizó Alberto Fernández, quizás queriendo sacar a relucir su intelecto, aunque lo terminó de hundir. "Escribió alguna vez Octavio Paz que los mexicanos salieron de los indios, los brasileros salieron de la selva, pero nosotros los argentinos llegamos de los barcos", dijo Fernández en un acto oficial celebrado en Buenos Aires junto al presidente de España, Pedro Sánchez. La frase se asemeja más a una canción de Litto Nebbia que a los poemas del célebre Octavio paz. Es más, lo que pretendía ser un elogio a Europa por la importancia que tuvo su inmigración para Argentina entre los siglos XIX y XX, se convirtió en un escándalo en medios y redes sociales, donde hasta se acusó de racista a Fernández bajo el hashtag #VergüenzaNacional.
La frase pronunciada por Fernández generó fuerte polémica en el mundo, pero en Brasil fue rescatada por Eduardo Bolsonaro, quien cuestionó si la misma no sería "racista contra indígenas y africanos que formaron Brasil".
"¿No dirán que fue racista contra indígenas africanos que formaron Brasil?", preguntó en Twitter. En medio del revuelo generado, el propio Fernández recurrió a Twitter para contestar y pedir disculpas "para quien se haya sentido ofendido o invisibilizado". "Se afirmó más de una vez que 'los argentinos descendemos de los barcos'. En la primera mitad del siglo XX recibimos a más de 5 millones de inmigrantes que convivieron con nuestros pueblos originarios. Es un orgullo nuestra diversidad", escribió Fernández.
"A nadie quise ofender, de todas formas, quien se haya sentido ofendido o invisibilizado, desde ya mis disculpas", concluyó. Pero, el olvido hacia nuestros pueblos originarios ya estaba hecho. Sin entrar en detalles del daño que los españoles causaron en estas tierras al ser conquistadas, porque allí empezó a ser mancillada nuestra identidad. Tema para otro análisis.

Evasión
Pero además del otro lado del mostrador tampoco tenemos garantías, ya que Mauricio Macri, está gritando a los cuatro vientos que carece de facultades para asumir tamañas responsabilidades. Ya cuando contó en una entrevista que durante su presidencia “Ponía Netflix a las 19, y me olvidaba de todo”. ¿Qué quiere que le diga? “A confesión de parte, relevo de pruebas”.
Todo lo que vemos ante nuestros ojos demuestra desesperación por parecer, aparecer y sobre todo por ganar las elecciones. Este viraje de rumbo intempestivo que hizo Cristina es fiel para llevar adelante su fin: Ganar las elecciones a cómo dé lugar y al precio que sea. De repente aparecen vacunas por doquier en algunas jurisdicciones como Salta, provincia en la que se realizarán las próximas elecciones provinciales en el mes de Julio. Por lo menos llamativo.
Las muertes por Covid no decaen y las camas en terapia intensiva tampoco, la situación es muy seria pero los que nos gobiernan miran resultados electorales. Una vacuna por un voto. Todo por un voto.
Pero desde esta decisión de volver a las aulas en provincia de Buenos Aires, todo girará en torno a la campaña electoral y la pandemia como la vacunación y las restricciones o no, serán en base a los resultados electorales. A los ciudadanos nos quedará cuidar nuestras espaldas y pensar a futuro al momento de emitir el voto.