Punto Uno
Banner central top 1 separador

Por Natalia Aguiar

Según la misma Cristina Fernández aclaró en una carta pública, la lapicera la tuvo siempre Alberto, aunque en realidad se vio la imagen de niños que se culpan entre sí y se acusan por travesuras.

Con la diferencia que en éstas picardías del poder se juegan la seguridad jurídica, la institucionalidad, la igualdad, la moral y la dignidad… Aunque no parecen ser prioridad entre los referentes de la política nacional.

"La lapicera no la tiene Cristina... Siempre la tuvo, la tiene y la tendrá el Presidente de la Nación. Y no lo digo yo, lo dice la Constitución Nacional. Que a nadie lo engañen sobre quién decide las políticas en la Argentina", apuntó la vicepresidenta.
En su carta publicada en Twitter, titulada "Los silencios y las curiosidades", la ex mandataria disparó: "¿En serio que los mismos y las mismas que trajeron de vuelta el FMI a la Argentina, reiniciando el ciclo trágico de endeudamiento que Néstor Kirchner había clausurado en el año 2005, hoy no se hagan cargo de nada?" (…) “Nuestro país además, tiene el peso inédito de una deuda también inédita con el FMI. Es un momento histórico de extrema gravedad y la definición que se adopte y se apruebe, puede llegar a constituir el más auténtico y verdadero cepo del que se tenga memoria para el desarrollo y el crecimiento CON INCLUSIÓN SOCIAL (sic) de nuestro país”, esgrimió Cristina. No hay coincidencias de si esta frase fue para alentar o aplastar al presidente….

Menos mal que la lapicera la tuvo siempre Alberto porque cuando los números no cerraron tras las PASO, y se vino la hecatombe, con la iniciativa de “Wado” De Pedro le renunció el Gabinete al presidente y Cristina lo obligó a dar un giro de 180 grados. Menos mal que nunca lo puso entre la espada y la pared. Menos mal…

La cuestión es que los argentinos caminan en el abismo constante entre la economía y el sálvese quien pueda de los dirigentes.

Es cierto que estamos en una situación sensible ante el Fondo Monetario Internacional y quizás por eso el Papa Francisco dio un gran espaldarazo a la Argentina, al nombrar al ministro de Economía, Martín Guzmán, como académico del Vaticano. Es decir, de la de la Pontificia Academia de Ciencias Sociales, institución a la que también pertenece Gustavo Béliz, el primer argentino reconocido para promover el estudio y el progreso de las ciencias sociales, sobre todo la economía, la sociología, el derecho y las ciencias políticas. Escuela que fue impulsada por Juan Pablo II, desde 1994.

 

La economía argentina está en terapia intensiva, al igual que sus reservas

Estos días son claves para lograr un acuerdo con el FMI o los próximos dos años de Alberto serán en picada constante. Lograr consenso con el Fondo significaría para el Gobierno una solución temporal ante una deuda imposible de asumir y una hoja en blanco para reprogramar la economía argentina. Es que tras la derrota de las Paso y las últimas elecciones legislativas de Noviembre, no se consolidó la unidad del oficialismo, pero tampoco se relanzó la gestión de Alberto, lo que podría darse ahora si se acercan las partes con esta intermediación papal.

Parece que la “unidad no alcanza”, dijo el senador Oscar Parrilli, que se adjudicaría palabras de la propia Cristina quien estaría muy disgustada porque el Gobierno parece no arrancar, ni carretear siquiera.

Cristina no tiene límites y en su carta claramente arremete contra la oposición y contra Alberto, al que si bien pretendía respaldarlo, mejor que lo deje solo. Con ese apoyo, Alberto…

No son momentos cómodos para el Gobierno, ni hacia afuera, ni hacia adentro. Lo que si hubo fue coincidencia en intentar acelerar las negociaciones con el Fondo. Mientras Cristina apuesta a una gestión más activa y dinámica. Alberto pretende priorizar la tranquilidad social a fin de año, un verano con circulación turística hasta llegar a marzo, donde se analizará cómo seguir respecto de políticas drásticas. Todo pende del arreglo con el FMI. El futuro, el valor del dólar, las reservas del Banco Central, la calidad de vida de los argentinos, todo, todo.

 

El cepo encubierto e impunidad. ¡Avisen a los jueces!

Con la prohibición de sacar pasajes al exterior en cuotas, la clase media, trabajadora, científicos y aquellos que pretendían viajar por trabajo, visitar familiares afuera, e incluso turismo, fueron socavados en sus derechos y garantías. Medida inconstitucional por dónde se la analice, ya que el libre tránsito es un derecho humano. Aquí, en el mundo y ante Tratados Internacionales ratificados por Argentina.

 

Pero cuando de impunidad se trata, en argentina es mayúscula

Aquí el mea culpa no es sólo para los políticos, los empresarios y referentes señalados, sino y sobre todo a los jueces. A nuestra justicia argentina. Tras años y años de investigación y acusaciones probadas, el Tribunal Oral Federal 5 (TOF 5) está dando la nota. Al sobreseer a Cristina y sus hijos en la causa por lavado de dinero Hotesur SA y Los Sauces, ya son tres los sobreseimientos logrados en tiempo récord. Es decir. antes que el poder total se acabe con la nueva integración del Congreso. Ya había sido sobreseída en la causa por el Dólar Futuro, en abril de este año, y en octubre se le concedió el mismo resultado en la causa por el Memorándum con Irán. No se sabe si le darán los tiempos a Cristina para lograr el sobreseimiento en otras cuatro causas que aún le quedan por destrabar. Corrupción en la obra pública; los Cuadernos de las coimas; la Ruta del Dinero K; y el presunto uso de aviones presidenciales para el traslado de muebles y diarios a Santa Cruz. De aquí a fin de año habrá mucho de qué asombrarse. De hecho, el viernes al conocerse la noticia del sobreseimiento en la causa Hotesur, se registraron cacerolazos en Buenos Aires. Es que la gente siente haber sido tomada por idiota.

Daniel Obligado y Adrián Grünberg, son los magistrados que le sacaron a la justicia argentina federal, la poco dignidad que le quedaba. Mansillaron a la seguridad jurídica, los principios de igualdad ante la ley y tiraron por la borda el trabajo de sus colegas, de periodistas de investigación, de los fiscales que intervinieron, se rieron de la gente, no les importó la opinión pública. Estos jueces desconocen la moral, la dignidad, la ley. Es que sobreseyeron a Cristina Kirchner y sus hijos sin juicio previo por el delito de lavado de dinero en los hoteles y edificios de la familia Kirchner. La de Hotesur y la causa de los cuadernos, son las denuncias de corruptela más grave -en cuanto a la cuestión probatoria- que enfrenta Cristina y su familia. La causa conocida como Hotesur y Los Sauces, investigaba los presuntos delitos cometidos por la familia Kirchner y los empresarios kirchneristas Lázaro Báez y Cristóbal López. Al igual que en Cuadernos, el foco de la investigación estaba sobre los Kirchner, sus socios y supuestos testaferros, haciendo “caja” con los fondos públicos de los argentinos. Así estamos, un país cada vez más pobre, desde lo económico y moral. Pobre, en el peor de los sentidos, sin valores, sin igualdad. Pobres…