Punto Uno
Banner central top 1 separador

07 19 londres

A partir de este lunes 19 de julio, Inglaterra levanta la mayoría de las restricciones que tenía en pie para combatir el coronavirus, en un intento de regreso a la normalidad. No habrá límites sobre la cantidad de personas que pueden reunirse o asistir a eventos, y las personas que trabajan desde casa gradualmente deberán volver a sus oficinas.

El primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, hizo un llamado a ser cautos durante esta nueva etapa, remarcando que se recomendará el uso de mascarillas en algunos lugares, pero no será una obligación legal.
Johnson está en auto aislamiento luego de estar en contacto directo con su secretario de Salud, quien dio positivo para coronavirus.

Entre los científicos, hay llamados de alerta ante el posible aumento de casos debido al levantamiento de las restricciones. Algunos expertos pronostican que las infecciones en Reino Unido, que actualmente son cerca de 50.000 diarias, podrían llegar a 200.000 diarias a medida que avanza el verano.

Sin embargo, los modelos muestran que con más del 68% de los adultos completamente vacunados, las hospitalizaciones, los enfermos graves y las muertes por covid-19 estarán por debajo de picos anteriores.

En un video publicado en Twitter el domingo por la tarde, el primer ministro dijo que ahora era el "momento adecuado" para pasar a la etapa final de la hoja de ruta que trazó Inglaterra para salir del confinamiento. "Si no lo hacemos ahora, tenemos que preguntarnos, ¿cuándo lo haremos?", "Pero tenemos que hacerlo con cautela. Tenemos que recordar que, lamentablemente, este virus todavía existe. Los casos están aumentando, podemos ver el contagio extremo de la variante delta", dijo.

A medida que disminuyan las restricciones en Inglaterra, se alentará a empresas como clubes nocturnos y eventos grandes a usar un pase del Sistema Nacional de Salud (NHS), que sirve para verificar que las personas estén completamente vacunadas.

Esta etapa, además, retira la recomendación que se la había hecho a los habitantes de Reino Unido de no viajar a países de la "lista ámbar", que incluye más de 140 países.

Los adultos de Reino Unido que estén completamente vacunados ya no tendrán que autoaislarse durante 10 días después de visitar estos países, con excepción de aquellos que viajen de Francia a Inglaterra, Escocia o Gales, debido a la preocupación que despierta la variante beta del virus.

Casi el 88% de los adultos en Reino Unido ha recibido una primera dosis de la vacuna contra la covid-19, mientras un 68,3% ya recibió las dos dosis, según datos del gobierno. En los próximos días, se espera que comience a ofrecerse la vacuna de manera rutinaria a los menores de 18 años.

A partir del 16 de agosto, las personas en Inglaterra que hayan recibido ambas dosis ya no tendrán que aislarse después de un contacto cercano con alguien contagiado, pero cualquiera que dé positivo o desarrolle síntomas tendrá que hacerlo.