Punto Uno
Banner central top 1 separador

07 04 messi

Lionel Messi volvió a tener un desempeño estelar y en sus pies estuvo la llave para que sellar la clasificación a las semifinales. El rosarino aportó dos asistencias y un gol de tiro libre en la victoria por 3-0 ante Ecuador en Goiania.

El rival de los dirigidos por Lionel Scaloni en la próxima instancia será Colombia, que eliminó por penales a Uruguay.

Argentina apostó a la agresividad desde el inicio. Pronto Lautaro Martínez se convirtió en la punta de lanza del ataque albiceleste: a los 2′ minutos el arquero Hernán Galíndez se quedó con su primera intervención y sobre los 13′ la defensa ecuatoriana le ahogó el grito sobre la línea luego de una gran habilitación de Germán Pezzella y una buena maniobra para eludir al portero. Los de Lionel Scaloni implementaban una buena presión en la salida de un conjunto Tricolor que no lograba quebrar ese asedio en los primeros minutos.

Lionel Messi, muy movedizo en el frente de ataque, también empezó a acumular chances desperdiciadas. Sobre los 15′ ensayó un remate que rebotó en la mano de Pervis Estupiñán (de manera no intencional) y que, tras ese desvío, Lautaro no pudo definir con precisión. De esa acción vino un córner que Pezzella cabeceó apenas desviado. Argentina era más, pero no lograba traducir esa superioridad en el marcador.

La más clara para La Pulga llegó sobre los 22′: tras aprovechar un error en la salida del fondo ecuatoriano, enfiló hacia el arco y definió, pero su remate se estrelló en la base del palo. La fortuna no parecía estar del lado albiceleste, que pronto pasó un sobresalto con una aparición de Jhegson Méndez que obligó a una aparición salvadora de parte del arquero Emiliano Martínez.

Pero el conjunto albiceleste iba a encontrar el 1-0 cuando la etapa inicial se acercaba a su final. Luego de una acción en la que Marcos Acuña pasó al ataque con decisión y terminó en posición de 9 para definir desviado, fue Lionel Messi -quien si no- el que lideró la ofensiva que terminó en el gol. El rosarino habilitó hacia la izquierda a Nicolás González, quien se topó en su corrida con la apurada salida del arquero Galíndez. La pelota derivó nuevamente en el capitán del conjunto nacional, quien encontró solo en el área a Rodrigo de Paul. Ya con el fondo rival desacomodado, el ex Racing definió con simpleza para marcar el 1-0.

Aunque el inicio del segundo tiempo dio la sensación de que Argentina seguiría intentando en ataque, esa idea pronto se desvaneció. El conjunto albiceleste avanzó con un nuevo intento de Messi que encaró desde la izquierda hacia el medio y giró para dejarle el remate a Nico González, que no pudo darle buena dirección a su disparo. Esa imagen fue un espejismo de un equipo que pronto comenzó a retroceder varios metros en el campo de juego.

Ecuador tenía la pelota que le había cedido Argentina y avanzaba con peligro. Sobre los 12′, Estupiñán superó a Pezzella, Otamendi no llegó en la cobertura y Enner Valencia definió al primer palo para toparse con la aparición justa de Dibu Martínez. En esos minutos el encuentro empezaba a friccionarse y el nerviosismo primaba en cada cruce.

 

Acierto en los cambios

La dinámica del encuentro obligó al DT argentino a buscar alternativas en el banco y así dispuso los ingresos de Ángel Di María y Guido Rodríguez por Giovani Lo Celso y Leandro Paredes.

Esos cambios le aportaron mayor equilibrio a un conjunto albiceleste que no la estaba pasando nada bien y que volvió a sufrir un sobresalto cuando Gonzalo Plata le ganó por su banda al Huevo Acuña y llegó hasta el arco, forzando otra buena aparición del arquero nacional.

La aparición de los ingresos también fue determinante para la conquista del segundo gol: a falta de siete minutos para el cierre, Ángel Di María presionó ante la salida de Ecuador y forzó el error. La pelota le quedó a Messi, que habilitó a Lautaro Martínez para el 2-0 con una potente definición. Y la “frutilla del postre” la puso Messi con una magistral definición de tiro libre para el 3 a 0 definitivo.