Punto Uno
Banner central top 1 separador

El candidato del movimiento conservador CREO y aliado del Partido Social Cristiano, Guillermo Lasso, ganó este domingo el balotaje presidencial en Ecuador con más del 52% de los votos. En esta segunda vuelta electoral, Lasso protagonizó una remontada histórica que lo llevará hasta el Palacio presidencial de Carondelet.

"Este es un día histórico en el que todos los ecuatorianos han expresado con su voto la necesidad de cambio y el deseo de mejores días para todos", aseguró el candidato, quien, con más del 98% escrutado, obtuvo el 52,49% de los votos, frente al 47,51% de su rival correista, Andrés Arauz.

Lasso, flanqueado por dos banderas nacionales que ondeaban, empezó su discurso de victoria agradeciendo a Dios -"a quien le debo todas mis bendiciones"-, afirmó que "la familia es el valor fundamental de la sociedad" y le prometió a "las jóvenes que han tenido niños" que él y su esposa serán "sus padres" y ellas podrán "seguir estudiando en sus colegios y universidades".

Sonriente, fue agradeciendo uno a uno a las personas que ayudaron en su victoria: Jaime Nebot, el líder del Partido Social Cristiano que decidió aliarse para evitar una vuelta del correismo al poder, a sus socios del movimiento conservador CREO y al estratega Jaime Durán Barba.

Desde el exterior, le llovieron saludos de quienes serán sus posibles aliados en la región: los presidentes de Chile, Uruguay, Paraguay y Colombia, los titulares de la OEA y el BID, y dirigentes como el expresidente Mauricio Macri y el líder opositor venezolano Juan Guaidó.

Por su lado, Andrés Arauz admitió la derrota. “Le felicitaré por el triunfo electoral obtenido hoy y le demostraré nuestras convicciones democráticas”, afirmó en un discurso en su centro de campaña en Quito.