Punto Uno
Banner central top 1 separador

11 26 roma

El Gobierno italiano anunció este viernes que no permitirá la entrada a quien haya estado en los últimos 14 días en Sudáfrica y otros seis países, tras la detección en ese país de la variante B.1.1.529 de coronavirus. La OMS anunció que clasifica como "preocupante" esta variante y la denominará Omicron.

"Firmé una nueva ordenanza que prohíbe el ingreso en Italia a quien en los últimos 14 días haya estado en Sudáfrica, Lesoto, Botsuana, Zimbabue, Mozambique, Namibia y Esuatini", anunció a través de Twitter el ministro de Salud italiano, Roberto Speranza.

"Nuestros científicos están trabajando para estudiar la variante B.1.1.529", agregó Speranza, quien planteó: "Mientras tanto, máxima precaución".

"Firmé una nueva ordenanza que prohíbe el ingreso a quien en los últimos 14 días haya estado en Sudáfrica, Lesoto, Botsuana, Zimbabue, Mozambique, Namibia y Esuatini"
Roberto Speranza

La variante B.1.1.529 tiene un número "extremadamente elevado" de mutaciones y "podemos ver que tiene un potencial muy alto de propagación", declaró ayer el virólogo Tulio de Oliveira durante una rueda de prensa en línea del mMnisterio de Sanidad sudafricano, según se informó a nivel internacional.

 

La vuelta del barbijo al aire libre

La ciudad de Milán, en el Norte de Italia, reimpondrá el uso obligatorio de barbijo al aire libre desde la medianoche de este viernes hasta el 31 de diciembre próximo, en medio del alza de contagios en toda Europa que afecta al país Mediterráneo.

La ordenanza del alcalde Giuseppe Sala alcanza a toda la zona del centro milanés, entre las 10 y las 22 horas.

Milán es capital de la región Lombardía, motor económico del país y una de las zonas más afectadas en toda Europa durante la primera ola de coronavrus a inicios de 2020.

Con esto, Milán se convierte en la primera de las grandes ciudades italianas en volver al uso obligatorio de barbijo, un reclamo de los presidentes de las 20 regiones.

Estas medidas se suman a las tomadas días atrás. Desde el 6 de diciembre y hasta el 15 de enero, permitirá el uso de transporte público y el acceso a hoteles y esparcimiento solo a personas vacunadas o recuperadas de la enfermedad, con el objetivo de enfrentar la nueva ola que se da a nivel europeo.