Punto Uno
Banner central top 1 separador

Por Natalia Aguiar
Nuestro país está atravesado por la corrupción, una justicia federal y nacional fatigada y ciega cuando se trata del poder de turno o empresarios poderosos. Con algunas mínimas excepciones, gracias a Dios.

Aunque duela, la mayoría de los políticos argentinos son adeptos a la pizza y champagne que supo imponer don Carlitos Memem. Las fotos de viajes en helicóptero con los perritos, la búsqueda de seguidores en Instagram, fotos sin barbijo y demás. A lo argento, pero la peor versión. Pero imaginémosnos por sólo un momento si las instituciones argentinas fueran tan sólidas como las de los países en los que las democracias funcionan y la gente tiene respuestas a sus inquietudes. Mark Rutte, es el primer ministro de los Países Bajos, y tras bajarse de su bicicleta el viernes pasado renunció a su cargo por un supuesto caso de corrupción. Junto a él dimitió en bloque todo el gabinete.

 

La cuestión en los Países Bajos

El Gobierno acusó erróneamente a miles de familias de fraude en relación a las ayudas familiares que recibían, lo que reveló además el mal manejo gubernamental de los subsidios para el cuidado de los hijos. Esta situación obligó a esas familias a devolver esas ayudas, lo que sumió a muchas de ellas en graves problemas financieros. Algunos de los hogares estaban en la mira de la administración por su origen étnico, teniendo doble nacionalidad.

La renuncia en bloque de todo el Gobierno ocurre luego de una investigación que realizó el paramento el mes pasado que develó que funcionarios del servicio tributario, con supervisión gubernamental, habían llevado a miles de familias a la ruina financiera con acusaciones infundadas de fraude. La investigación determinó que cerca de 10.000 familias habían sido obligadas a devolver decenas de miles de euros en subsidios, esto provocó desempleo, bancarrotas y divorcios. El parlamento -que funciona como la ley manda- describió el mal manejo, que se extendió durante una década, como una "injusticia sin precedentes". Es decir el Gobierno se habría quedado con dinero que le correspondía a la gente por asistencia social.

Imagínese aquí, donde usted y yo vivimos. Para una ciudadanía avanzada y que tiene la vida solucionada, el escándalo de corrupción reveló fallas en la autoridad fiscal, sometió a vigilancia extrema a un total de 26.000 familias que recibían esas ayudas. Es más, en búsqueda de posibles estafas y fraudes , el gobierno incurrió en discriminación al investigarlos sobre todo por su origen, ya que la mayoría eran de ascendencia turca o marroquí. Rutte, es primer ministro desde 2010 y uno de los dirigentes europeos en el poder desde más tiempo, y aspira –según sus propias declaraciones- a un cuarto mandato. Es tan seria la cuestión institucional en esos países que miramos con asombro y admiración que el gabinete se mantendría de forma provisional para manejar la crisis del coronavirus por ahora, y las elecciones parlamentarias se llevarían a cabo el 17 de marzo, en las que Rutte se perfila como favorito.

Rutte ya se le había informado la decisión la semana anterior al rey Guillermo Alejandro, marido de Máxima Zorreguieta. La caída del gabinete no debería tener consecuencias para las víctimas del escándalo, dijo Rutte durante la conferencia de prensa de acuerdo al medio local Volkskrant. Además, aseguró que hay dos prioridades para el gabinete saliente: "La Corona y resolver este terrible tema". Rutte, informó que los documentos que forman la base de las decisiones del gabinete se harán públicos a partir de ahora y se publicará una lista de decisiones al final de cada reunión de gabinete, según Volkskrant. “El sistema de suministro de información debe revisarse fundamentalmente" y "una democracia nunca puede dar garantías de que la Cámara de Representantes no tiene otra política en mente", explicó Rutte. "Pero todo, todo, todo está encaminado a que todos los que denuncien antes del 15 de febrero reciban el primer pago antes del 1 de mayo", detalló al dar la cara. Ante la falla del Gobierno, la renuncia en masa de todo el gabinete fue inmediata. Sin dudas, sin pensar en los egoísmos propios, los negocios, los cargos, los sueldos, los ingresos. La administración toda, asumió la responsabilidad de los funcionarios tributarios y presentaron la renuncia.

La realidad es que en Argentina los gabinetes en bloque debieron dimitir en bloque con el hundimiento del submarino ARA San Juan a finales del 2017, ante la muerte del fiscal Alberto Nisman, en enero de 2015, ante el atentado a la mutual judía AMIA en 1994 y la embajada Británica en 1992, y ahora mismo cuando intentaron estirar las dosis de la vacuna Sputmik V como si de plastilina se tratara, y en tantas otras oportunidades.

 

La Argentina anda flojita de papeles

La dignidad de los políticos argentinos, de los que ejercen cargos públicos está borrosa. Es un saco, que a muchos, les queda grande. Quizás no nos alcance nuestras vidas para ver que algún gabinete renuncie en bloque ante una falla. Primero que reconozca el error, claro, o el perjuicio a las familias, la discriminación. Aquí estamos acostumbrados al atado con alambre, a todo pasa, todo se olvida, mientras los políticos tengan , el otro no importa. Empatía, cero.

 

Una gauchada

Por estos lados, más precisamente en Salta, la justicia imputó a tres empleados del PAMI y a 24 concejales por el cobro indebido del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), plan social que se impulsó a nivel nacional ante la pandemia del COVID. ¡Métanse con el coya, pero no con las alforjas!, reza un dicho entre cerros y quebradas. El juez de garantías Julio Bavio y el Fiscal General Ricardo Toranzos, pusieron límites al asunto y señalaron la corrupción mayúscula. Pero de renuncias en bloque…ni hablar. Y aquí los funcionarios metieron la mano en la lata. Nunca más textual. Resulta que Viviana Fernández fue designada como titular de la Agencia PAMI en la ciudad de Orán y cobró dos cuotas del IFE, beneficio que solicitó dos meses después de asumir en el cargo. Lo mismo hizo Emilia Juárez, titular del Centro de Atención Personalizada la Obra Social posee en la localidad de El Carril. En la localidad de Embarcación, Javier Navarreta, titular del Centro de Atención Personalizada, solicitó el beneficio del IFE a los 23 días de asumir en el cargo y percibió este subsidio en dos oportunidades. Pero los 24 concejales dieron qué hablar y a fiscalía analiza la supuesta corruptela en tres grupos de delitos. Los que efectivamente cobraron, los que no pudieron cobrarlo por distintos motivos, y los que se inscribieron pero el sistema los rechazó por no reunir las características. Porque si de sacar ventajas se trataba…

 

Aquí, no ha pasado nada

El el médico entrerriano, Marcelo Lemus, tras 40 años de experiencia, se atrevió a patear el tablero y renunció a la guardia porque teme por su integridad física. Es que el Covid no es chiste pero hay muchos inconscientes que no se cuidan y ponen en jaque al sistema de salud como a sus operarios, médicos, enfermeras y administrativos. Lemus subió un video a las redes en el que enfatizó, que ante la pandemia por coronavirus, no está dispuesto a “seguir corriendo riesgos por los inconscientes e irresponsables. Tengo tres compañeros muertos, no quiero ser el cuarto”, dijo el médico que resignó la guardia del hospital San José, de Colón, Entre Ríos. La Educación integral es tan importante para el desarrollo de los pueblos. La falla de los gobiernos genera muertes, la corrupción mata. Debieron renunciar en bloque los gobiernos cuando falló todo el sistema de contención institucional para Sheila Ayala, asesinada a golpes por sus padres en 2018, y Fernando Báez Sosa muerto a golpes por otros jóvenes el verano pasado, lo mismo ante los casos vividos por las familias de Solange, que no pudo ver a su padre antes de morir en plena pandemia, o a la de Abigaíl, que debió cruzar en brazos de su padre ante la obediencia indebida de los policías. En todos esos casos, las administraciones fallaron.

Pero no seremos testigos de renuncias en bloque, porque los políticos argentinos -del partido que sean- sólo miran su ombligo. El narcisismo los ciega.