11 20 hessCon total sinceridad los resultados de las elecciones del domingo pasado fueron una sorpresa agradable en el sentido de percibir que el electorado argentino está de pie.

Por Natalia Aguiar

No se lo conoce mucho a Javier Milei, seamos sinceros, pero más de la mitad de la población optó por darse otra oportunidad a través de un out sider de la política.

Una persona igual de indignada que los que trabajan de sol a sol y no llegan a fin de mes. Aquellos desolados que ven partir a sus hijos al exterior, o mucho peor aquellos que no pueden brindarles educación, alimentación y las mismas posibilidades.

La Argentina está económicamente quebrada pero los argentinos de pie. El triunfo de Milei pone de manifiesto que el sistema político argentino está fragmentado, en total crisis, a punto tal que el mismo Sergio Massa al reconocer su derrota, dijo que eran “tiempos de nuevas generaciones”.

Los jóvenes y aquellos que han visto décadas y décadas de corruptela han sido un gran aval al nuevo presidente electo de los argentinos: Javier Milei. La gran enseñanza de estas elecciones es no subestimar al electorado. Los políticos tradicionales no supieron estar a la altura de las circunstancias y la gente se los hizo saber de la manera más determinante y drástica: a través del voto.

Tan soberano este voto, que hace a su pueblo hablar, gritar a los cuatro vientos la necesidad de un cambio. Los argentinos demandan reacción, acción, resultados. Esa será la gran responsabilidad de Javier Milei. Esta sea quizás el desafío más importante que haya asumido en su vida. Si no cumple, por lo menos en el intento, la misma gente que ahora lo apoyó con un 55,69% de los votos, se lo hará saber. Sumado a que no cuenta con apoyo en el Congreso y en las provincias lideradas por gobernadores peronistas.

Su gran trabajo será tejer diálogo propicio entre todos los referentes influyentes de la política argentina. Milei fue quien supo leer la realidad de los argentinos, ahora debe trabajar duro por la confianza que le brindaron.

En el exterior Javier Milei arrasó y hubo varias frases que resonaron como “Basta de corrupción”, “Se acabaron los bolsos con dinero y los yategate”, “No es fácil estar afuera y ver cómo tus familiares sufren”, “Muerte súbita o dolor incalculable”. En la mayoría de las embajadas argentinas en el exterior, Javier Milei dio el batacazo. El país y el mundo esperan las acciones de Javier Milei.

 

Que parezca un accidente

Por supuesto que hay algunas actitudes, cuestiones y personajes que pueden oscurecer la administración de Milei. De hecho, ya adelantó que su ministro de Justicia será Mariano Cuneo Libarona, que aunque en Argentina todos somos inocentes, hasta que se demuestre lo contrario, estuvo señalado como supuesto autor intelectual en la muerte de Lourdes Di Natale, su ex esposa y quien fuera secretaria de Emir Yoma. Ella era la encargada de llevar las agendas que ayudaron a condenar a su jefe por el tráfico de armas a Ecuador y Croacia. Fue un caso de corrupción que resonó como los cuadernos de Centeno, pero en la década menemista. Ella acercó muchas agendas a la justicia federal.

Nunca se encontraron vínculos entre Libarona y la muerte de Di Natale que falleció el 3 de marzo de 2003, a los 43 años, al caer al vacío desde el décimo piso en el que vivía. Murió en circunstancias dudosas, tenebrosas y típicas de la gente vinculada a cuestiones turbias. La historia la cuenta muy bien en su libro, "Parecía un accidente", el escritor y periodista Néstor Espósito.

La mujer era testigo clave en la causa por contrabando de armas a Ecuador y Croacia, y llamativamente murió en extrañas circunstancias. “La causa por su muerte naufragó durante años y fue reabierta en 2015 por la Corte Suprema. “Este libro cuenta, literalmente, la caída de Lourdes Di Natale. Desde la cima de los entretejidos del poder, pero también desde una ventana en el barrio porteño de Palermo. Esta es una investigación periodística, tal como entiendo, siento y vivo este oficio que elegí hace más de 30 años. Toda la información que aparece en este trabajo fue extraída de los expedientes judiciales”, indica Espósito en el prólogo del libro. “Lo que sigue es parte de una historia trágica. Pero también es una invitación a entender cómo actúa (y no actúa) la Justicia. Lourdes Di Natale es apenas una muestra. Su muerte parecía un accidente. Este libro, revela la verdad”, anuncia el autor. Que la administración de Milei no parezca un accidente.

 

Euforia en las acciones de empresas argentinas

Así como lo lee y escucha. Las acciones de las empresas argentinas que cotizan en Wall Street se disparan más de 32% y los bonos argentinos subieron 6%. El alza de los ADR fue la primera reacción del mercado tras el triunfo del libertario; el dólar cripto, siempre activo, se vendió el lunes feriado a $980 y el riesgo país cayó hasta los 2340 puntos básicos.

En su primer discurso como presidente electo Javier Milei dijo que “la situación de la Argentina es crítica”, que los cambios que el país necesita “son drásticos” y que “no hay lugar para el gradualismo”. Las acciones de empresas energéticas presentan una verdadera “fiesta” en Wall Street. YPF, la compañía controlada por el Estado, lideró las alzas de 32,71%, y registró récord del 42%. El viernes pasado, el precio de la acción cerró a US$10,73, mientras que tras los resultados eleccionarios se ubica en los US$14,24. Todavía no superó el pico de los últimos cuatro años, cuando el 17 de julio pasado, previo a las PASO, cerró en US$15,46. Por su parte, Pampa Energía, la empresa fundada por Marcelo Mindlin, presenta una suba de sus acciones de 23,9%, mientras que la cotización de Central Puerto, otra compañía proveedora de energía eléctrica, se dispara 24,4% y Transportadora de Gas del Sur (TGS) sube 23,2%.

En declaraciones a radio Mitre, Milei explicó que antes de privatizar el 51% de las acciones de la petrolera, “hay que recomponerla” y anticipó que YPF y Enarsa tendrán “un rol en la transición energética, mientras que se racionalizan esas estructuras, se las ponen a crear valor y de esa manera se puedan vender de una manera muy beneficiosa para los argentinos”.

No podía escapar a la tangente y Milei, explicó también cómo cree que se comportará el dólar ante la suba de las acciones argentinas: “Cuando tenés mejoras de los activos, el dólar se mueve en la dirección contraria”, expresó. “Hoy (por el lunes post elecciones) abrieron los mercados muy favorablemente; más del 10 por ciento de aumento en las acciones. La respuesta del mercado fue muy contundente”, explicó en declaraciones radiales. En cuanto a la empresa petrolera estatal, dijo que tras su puesta en valor, estaría en condiciones de venderse y así, privatizarse. “La transición en YPF tardará dos años”, señaló. Sobre una de sus principales propuestas, anticipó: “Dolarizar se podría hacer en un año, una vez que estén sancionadas las leyes”. Consultado sobre la ley de alquileres, aseguró: “Se deroga. Ha generado un daño, sobre todo en lugares más vulnerables”.

 

Una elección histórica

Los once puntos de diferencia sorprendieron incluso a los consultores políticos más avezados que no vieron venir el fenómeno “Milei”. Para Carlos Fara, reconocido especialista “es la primera vez en 80 años que hay un competidor en la base del peronismo”, dijo en CNN. “El tamaño del triunfo tiene que ver con la gran demanda de cambio que había en Argentina y la habíamos visto venir en la elección legislativa de hace dos años. Este triunfo de Milei nos muestra una coalición electoral más amplia que la que construyó Macri en 2015. Fue un triunfo en 21 provincias de 24”, precisó Fara. “Si Milei va por los carriles normales institucionales, puede significar un cambio en el sistema de partidos de la política argentina”, dijo el especialista en CNN Primera Mañana.

Para otro analista como Carlos Pagni, la situación es temeraria porque “Milei usó a Massa, con quien se financió, contra Juntos por el Cambio. Y luego a Macri y Bullrich para aplastar a Massa. Debajo de sus arrebatos asoma un inteligente maquiavelismo”.

Mientras ya empezaron las amenazas al flamante presidente electo: “A las fuerzas del cielo las enfrentamos con la fuerza de la movilización en las calles”, advirtió Myriam Bregman.

El trabajo que tendrá por delante Javier Milei es mayúsculo ya que no cuenta ni con gobernadores, ni intendentes propios, y escasa fuerza política en la cámara de Senadores y Diputados. Deberá conciliar con radicales y peronistas. Esta será una gran posibilidad de una administración conciliadora ante una crisis social de extrema vulnerabilidad y el quebranto del sistema político.

El gran trabajo De Milei será celebrar acuerdos como un gran mediador, dispuesto a conciliar a las partes por el bien de los argentinos. El desafío será consolidar la Justicia, su independencia. Consolidar Senado y Diputados. Delegar en los técnicos y aquellos que tengan mucha experiencia política. Negociar con los sindicatos y gremios. No dejar de escuchar a los argentinos. Permanecer cerca a los argentinos, no soltarles la mano a quienes le prestaron su confianza para llevar adelante a este país. Sin resultados, los argentinos se lo harán saber. Si se frustran los argentinos, será el caos. Milei necesita dar respuestas inmediatas a las necesidades de la gente.

Ya empezaron las internas en la Libertad Avanza, en Juntos por el Cambio y en el peronismo, al que le costará sobrellevar una derrota de más de 11 puntos. El fenómeno Milei para Argentina se sustenta en la incapacidad de la clase política de escuchar y entender a la gente.

Desde el exterior, la mirada es positiva porque ven en Milei una gran posibilidad para el crecimiento del país y resolver la situación económica que agobia a los argentinos. Que así sea, que Milei honre a los argentinos. A celebrar que los argentinos tienen voz propia, para brindar el aval a través del voto o para negarlo. Por la madurez en el electorado.

El triunfo fue de los argentinos que apuestan a una nueva etapa: poner a la Argentina de pie.