Punto Uno
Banner central top 1 separador

Alberto Fernández respondió con dureza a las críticas recibidas después de anunciar las medidas de restricción por la pandemia de coronavirus.

“Ayer un imbécil me llamó dictador. Escucho imbéciles que dicen que los contagios son una solución política, hay que ser un imbécil profundo para decir eso o ser una mala persona. Dicen que hago esto para suspender las PASO”, comenzó diciendo el mandatario.
En ese sentido, afirmó que no le “importa” el resultado de las elecciones de este año, sino que “no se muera más gente por la pandemia” de coronavirus.
“Si tengo que perder una elección por esto la pierdo, pero quiero dormir en paz. Dicen que estoy haciendo esto para evitar las PASO. Por favor, ¿cómo alguien puede pensar semejante barrabasada?”, se preguntó el jefe de Estado.
Siguiendo con su relato, agregó: “Menos mal que hice la cuarentena porque me dejaron un país sin hospitales, una gobernadora se jactaba de no construir hospitales, teníamos una Argentina con vacunas vencidas, con el sarampión de nuevo. Salvamos decenas de miles de vidas por la cuarentena”.
Finalmente, reiteró que “(la vacunación VIP) no debió haber pasado y por eso tomé la decisión que tomé, que me costó muchísimo. Desde entonces puse cuatro ojos sobre el tema para que no vuelva a pasar”. Se refería a haberle pedido la renuncia al ahora exministro de Salud, Ginés González García, quien lo había acompañado desde el inicio de su gobierno.