Punto Uno
Banner central top 1 separador

07 16 europa

Por lo menos 126 personas murieron y cerca de 1300 desaparecieron en Alemania y otros países europeos en las peores inundaciones registradas en décadas, especialmente en oeste del continente, y en menor medida en Bélgica, Holanda, Luxemburgo y Suiza.

Estos incidentes son consecuencia de los niveles récord de precipitación que Europa occidental ha experimentado en los últimos días y que han provocado que algunos de los principales ríos de la región se desborden.

Alemania sufre los mayores daños y pérdida de vidas, situación que tiene a aumentar en las próximas horas debido al gran número de desaparecidos y a un gigantesco deslizamiento de tierra cerca de la ciudad de Colonia.

“Temo que recién veamos la magnitud de la catástrofe en los próximos días”, reconoció la canciller alemana, Angela Merkel, que estaba ayer jueves en Washington en visita oficial.

“Las casas fueron arrasadas por el agua. Muchas se desmoronaron”, afirmó en un tuit la comunidad de comunas de esa ciudad. Las imágenes de la zona difundidas por las autoridades muestran un vasto cráter en el cual caen masas de tierra, agua marrón y despojos de todo tipo.

 

07 16 europa2

 

Valonia, región francófona del sur de Bélgica, fue particularmente afectada y seguía este viernes en estado de “alerta inundación”. Bomberos, fuerzas del orden y efectivos del Ejército -con tanques- participaban en las misiones de salvataje y evacuación de numerosas ciudades, como por ejemplo en Lieja. Decenas de tramos de ruta están cerrados a la circulación y gran parte del tráfico ferroviario, interrumpido.

En Holanda, la ciudad de Valkenburg fue la más golpeada por las inundaciones, que obligaron a la evacuación de varios hospitales. El país no registró decesos, pero miles de personas en las inmediaciones del río Meuse recibieron la orden de dejar sus casas. En la ciudad de Maastricht, 10.000 habitantes fueron evacuados.

Las actuales intemperies en Europa agudizaron el debate sobre el cambio climático, colocándolo en el corazón de las campañas electorales. Ese es el caso en Alemania, donde Merkel debe dejar el poder en septiembre próximo.