Punto Uno
Banner central top 1 separador

Por Aldo Duzdevich (*)
“Tacuara es uno de los movimientos radicales más controvertidos de la historia argentina reciente, tanto por el impacto que provocó en la opinión pública de su tiempo, como por los balances más actualizados. Fue una organización política de la derecha nacionalista y católica con una notable exposición pública entre 1958 y 1964, cuyos orígenes se remontan a un núcleo de militantes provenientes de la Unión Nacionalista de Estudiantes Secundarios (UNES)”. Dice Esteban Campos en su trabajo “De fascistas a guerrilleros”. 

La Alianza Libertadora Nacionalista

Los antecedentes históricos de Tacuara se remontan a la fascista Legión Cívica del 30 que luego nutrió de cuadros en 1944 a la Alianza Libertadora Nacionalista.

“La UNES nació en 1935 como una organización juvenil de la Legión Cívica, grupo de inspiración fascista creado durante la dictadura del general José Félix Uriburu. El recambio generacional de la

UNES llevó al lanzamiento de la Alianza de la Juventud Nacionalista, que en 1943 pasó a denominarse Alianza Libertadora Nacionalista (ALN). A diferencia de sus predecesores, los aliancistas incorporaron el revisionismo histórico y el nacionalismo católico.”

“La ALN participó de la movilización obrera del 17 de octubre de 1945 y se acercó al peronismo, pero el enfrentamiento de Juan Domingo Perón con la Iglesia católica terminó fracturando la organización: mientras los aliancistas peronistas se especializaron en las acciones directas contra la oposición, la UNES se sumó al campo antiperonista y participó del golpe de Estado que derrocó a Perón en 1955”. Afirma Esteban Campos.

Su principal inspirador fue el fundador de la Falange Española, José Antonio Primo de Rivera, quien diría en el discurso fundacional: “¿quién ha dicho… que la suprema jerarquía de todos los valores morales reside en la amabilidad? ¿Quién ha dicho que cuando insultan nuestros sentimientos, antes de reaccionar como hombres, estamos obligados a ser amables? …no hay más dialéctica admisible que la dialéctica de los puños y pistolas cuando se ofende a la justicia o a la Patria”.

Según el investigador Ruben Furman, la sede de la Alianza parecía la antesala de un hospital. El que no lucia un parche en la ceja, tenía el brazo entablillado y moretones en la cara o brazos. Todos contaban a los gritos historias de combates épicos contra los “bolches”. No era cuestión de doctrina, la doctrina se dejaba para los jefes y los periódicos. La vida cotidiana se nutria del relato de esos combates. Sus miembros se “juramentaban” en la sala de las banderas tomadas a los ingleses en la Reconquista, ubicada detrás de la Virgen del Rosario en la Iglesia de Santo Domingo, y después de 1945 frente a la tumba de Passaponti.

El 17 de Octubre de 1945, la Alianza entregaría el primer mártir del peronismo, Darwin Passaponti de solo 17 años baleado desde el diario Crítica.

El programa de la ALN tenía propuestas que hoy podemos calificar como muy “progresistas”. Proponían, “dividir los latifundios en parcelas pequeñas para que quienes trabajan la tierra pudieran poseerla”; “limitar la propiedad privada teniendo en cuenta los intereses superiores de la Nación”; “la creación de una magistratura especial del trabajo para defender los derechos de los trabajadores”. Por supuesto estaban en contra del imperialismo yanqui y el inglés. Crearon la consigna “Patria Si, Colonia No”. Claro que no faltaban las consignas anti-judias. El otro elemento que exaltaban era la hispanidad contrapuesta al mundo anglosajón.

De sus filas participaron muchos jóvenes que luego tendrán roles importantes en los setenta. Entre otros, tuvieron un breve paso por la ALN: Rodolfo Walsh , Jorge Ricardo Masetti, Alicia Eguren , Manuel Gaggero, Oscar Bidegain, Jose Luis de Imaz, los hermanos Francisco René y Oscar Asdrubal Santucho, (hermanos mayores del fundador del ERP), Sebastian Borro, Dalmiro Sáenz y Rogelio Garcia Lupo.

 

Tacuara y sus desprendimientos

La agrupación nacionalista Tacuara nace a fines de 1957. En sus inicios la mayoría de sus integrantes eran jóvenes, de clase media y alta, que militaban en la UNES (Unión Nacionalista de Estudiantes Secundarios). Luego se fueron acercando jóvenes de origen obrero y peronista que le cambiaron el inicial perfil elitista. Profesaban un “anti-sionismo” que intentaba diferenciarse del antisemitismo.

El periodista Roberto Bardini, escribió: "Salvo en sus inicios, Tacuara nunca fue una organización ideológicamente homogénea. A pesar de sus férreos códigos, en su interior convivieron –mientras fue posible– varias corrientes nacionalistas. Hubo tendencias semiaristocráticas con nostalgias de los años treinta y tendencias 'plebeyas'; católicas antiperonistas y católicas peronistas; 'fascistoides' y 'socializantes'; golpistas pro militares e insurreccionales populistas. Tampoco faltaron los simpatizantes del anarcosindicalismo".

El jefe político de Tacuara era Alberto Ezcurra Uriburu, católico, antiliberal, rosista e hispánico. Su segundo y vocero del grupo era Joe Baxter. Si bien la mayoría de los militantes de Tacuara eran de Capital, en su momento de mayor auge, surgieron comandos o grupos por muchos puntos del país.

Dice E. Campos: “Tacuara apareció en público por primera vez en 1958, cuando el presidente Arturo Frondizi le dio a las universidades privadas la autoridad para expedir títulos y formar profesionales. La opinión pública se polarizó entre los partidarios de la “laica”, que defendían el monopolio estatal de la educación pública, y los que reclamaban la “libre” en apoyo del decreto gubernamental y la educación privada. De un lado se alinearon la Universidad de Buenos Aires, las federaciones universitarias, partidos políticos de centro y de izquierda. Del otro el gobierno, la Iglesia católica, los partidos conservadores y Tacuara, que empezó a llamar la atención por sus violentos enfrentamientos con los manifestantes laicos. En sus primeros años, a Tacuara ingresaban jóvenes que tenían entre 14 y 18 años, estudiaban en colegios católicos y estaban emparentados con tradicionales familias patricias. En el conflicto de la laica contra la libre, el MNT creció en número y modificó su composición social: desde mediados de 1959, los militantes ya no provenían solamente de la zona norte de la ciudad de Buenos Aires donde vivía la alta burguesía, sino que llegaban en un número cada vez mayor de barrios de clase media,y en algunos casos de hogares obreros.”

La mezcla de revisionismo histórico, antiliberalismo y acción directa era un imán que atrajo a muchos jóvenes “transgresores” de la época, que años después irían a nutrir organizaciones armadas de distintas ideologías.

El caso más paradigmático fue el de Joe Baxter. De sus inicios como segundo jefe de Tacuara, rompió creando el Movimiento Nacionalista Revolucionario Tacuara (MNRT) . Visitó a Perón en Madrid. Viajó a Argelia y a Vietnam. Ayudó a fundar Tupamaros en Uruguay. Recibió instrucción en China. Visitó Cuba y en el 68, en París, participo del Mayo francés. En el 70 ingresó al ERP. Estuvo en el Chile de Allende , volvió a la Argentina y rompió el ERP fundando el ERP Fracción Roja. Falleció el 11 de julio de 1973 en un accidente de avión en Orly, Francia.

Tacuara tuvo varios desprendimientos, el primero en 1960. El sacerdote Meinvielle, disconforme con el acercamiento al peronismo, fundó la Guardia Restauradora Nacionalista, organización ultra católica cuyo lema fue: “Dios, Patria y Hogar”.

El 9 de junio de 1961, otro grupo liderado por Dardo Cabo, se escindió de Tacuara para formar el Movimiento Nueva Argentina. Sus integrantes se identificaban con un peronismo más de derecha y posteriormente conformarán el “Grupo Condor”, que en 1966 van a secuestrar un avión y descender en las Islas Malvinas.

En 1963 Joe Baxter, Alfredo Osorio, José Luis Nell, Jorge Caffatti, Amilcar Fidanza, Antonio Nelson La Torre y otros, rompen y crean el Movimiento Nacionalista Revolucionario Tacuara, con definiciones políticas cercanas al peronismo de izquierda.

 

El asalto al Policlínico Bancario

Fue el grupo MRNT, el que llevó adelante el asalto al Policlínico Bancario en agosto de 1963. El hecho fue el más importante de una serie de acciones de pertrechamiento que venían realizando. El objetivo era aprovisionarse de armas y dinero para llevar adelante el ambicioso objetivo de secuestrar un avión, ocupar las Malvinas y hacer que Perón llegase al país por esa vía.

En la operación del Policlínico el comando armado logró hacerse con 100 mil dólares de la época destinados al pago de los sueldos del personal. Durante el operativo, dos personas resultaron muertas y tres heridas.

Recién varios meses después y por la detección de parte de los billetes numerados, la policía descubrió que los autores no eran ladrones comunes, sino miembros del MNR Tacuara. La lista de detenidos, publicada en el vespertino La Razón, fue la siguiente: Jorge Caffatti, Lorenzo Posse, Gustavo Posse, Tomislav Rivaric, Horacio Rossi, Mario Duaihy, Alfredo Ossorio, Osvaldo Vanzini, Dámaso Fernández, Luis Arean, Nelson Latorre, Adolfo Infante, Alberto Pascual Fürpass, Horacio Bonfanti, José Luis Nell, Luis Barbieri, Carlos Fuentes y Eduardo Álvarez. Los prófugos eran Federico Russo, Amílcar Fidanza, Horacio Iglesias, Alfredo Roca, Ricardo Viera, Rubén Rodríguez, Luis Alfredo Zarattini, Jorge Cataldo, Carlos Arbelos, José Baxter y Juan Carlos Brid.

Relata Oscar “Pato” Balestieri, que integraba el grupo universitario FANDEP, que para la misma semana del asalto, la agrupación tenía prevista una actividad en la que uno de los principales oradores iba a ser Joe Baxter, por el MNRT. Las noticias sobre el policlínico forzaron un cambio de último momento. Habíamos pegado unos carteles de confluencia con Tacuara (MNRT) y teníamos programado un acto en Filosofía y Letras. Supongo que era un viernes, porque siempre hacíamos actos los viernes, cuando dos o tres días antes salta en los medios que descubren a los autores del asalto al Policlínico Bancario. Tuvimos que correr a arrancar nuestros propios carteles" .

Algunos de los miembros del grupo del policlínico continuaron su militancia en otras organizaciones. Caffatti, Cataldo, Rodríguez y Arbelos fueron cofundadores de las FAP. Caffatti además, será uno de los líderes del sector denominado “los iluminados”. Antonio Nelson La Torre (el “Pelado Diego”) reaparecerá en Montoneros. Viera se integro al ERP. Zarattini paso a la ultraderecha. Por su parte, José Luis Nell, que logró escapar de Tribunales, huyo a Montevideo con la ayuda Cacho El Kadri y se vinculó a Tupamaros y de regreso al pais ingreso en Montoneros.

Otros jóvenes que pasaron por Tacuara y desembocaron en la guerrilla peronista fueron Horacio Mendizabal, Ignacio Gonzales Jansen, Rodolfo Galimberti, Alberto Mansilla y Damaso Fernandez.

Inspiraba al grupo Tacuara la frase del Antiguo Testamento “Es milicia la vida del hombre sobre la tierra”. Sus integrantes, en su gran mayoría, fueron militantes en causas diversas por el resto de sus agitadas vidas.

 

(*) Autor de "Salvados por Francisco" y "La Lealtad. Los montoneros que se quedaron con Perón".