Punto Uno
Banner central top 1 separador

La infección fúngica que se detectó en la India sigue creciendo en el gran país asiático. Se trata de una infección de hongos que aparece en personas recuperadas del covid y tiene carácter letal.

Así, pues, la mucormicosis, llamada infección de 'hongos negros', aparece ya en 8.842 pacientes en ese país, según ha publicado en su cuenta de Twitter Sadananda Gowda, ministro de Salud de India.

Conforme a la distribución de los pacientes, el Gobierno indio realizó la asignación del fármaco antifúngico Amfoterecina-B, indicó Gowda. En total, fueron entregadas 23.680 viales de la droga a las entidades territoriales.

La enfermedad habitualmente aparece en pacientes con algún tipo de inmunodeficiencia. Es causada por la exposición al moho que suele encontrarse en el suelo, abono, las plantas, así como en frutas y verduras en descomposición. Por su parte, los médicos indios la consideran actualmente una complicación poscovid.

Entre los síntomas del mal destacan el dolor y enrojecimiento alrededor de los ojos y la nariz, jaquecas, fiebre y tos. Además, puede manifestarse con dificultades respiratorias, vómitos con sangre e, incluso, un estado mental alterado. En cuanto a las áreas directamente afectadas, la infección puede asentarse en los senos nasales o los pulmones, tras ser inhaladas las esporas del hongo. Las personas más vulnerables son aquellas que han estado tomando muchas medicinas recientemente o que pasaron largo tiempo en unidades de cuidados intensivos.

Entre sobrevivientes del covid-19, la mucormicosis puede implicar en casos extremos la pérdida de la mandíbula superior y de los ojos. Conforme a los Centros Para el Control y Prevención de Enfermedades de EE.UU., la mortalidad a causa de la dolencia es de media de un 54%.