Punto Uno
Banner central top 1 separador

01 14 chambi

Una mujer detenida por lesiones y robo. Tiene Covid. Por esto no se la alojó en la Alcaidía ni el penal de Mujeres. Tampoco fue internada en el hospital Papa Francisco “por falta de camas”. Cumple de modo extraordinario la pena de prisión en una dependencia policial. Está aislada y es asistida, con protocolos de bioseguridad, por personal policial.

Debido a la pandemia, la situación es inédita. En la mayoría de los estados, como en Argentina y en Salta, las normas prohíben, por razones de seguridad, tomar fotografías de quienes están alojados en las cárceles. “Ningún o ninguna guardia penitenciario se le ocurriría tomar una imagen de una persona detenida. Lo que sucedió en Autódromo es una deslealtad y un hecho grave “, aseguró una alta fuente de la Policía a Punto Uno.

En la detención ordenada por la jueza Marocco no se cometieron irregularidades ni ilegalidades. Lo que hubo fue una conducta policial interna considerada, según autoridades de la Policía de Salta y el Ministerio de Seguridad, como “una falta grave” y una “deslealtad” (con la fuerza y pares).

Esto por cuanto alguien de la Subcomisaria de barrio Autódromo –dirigida por la comisaria Verónica Farías- tomó una fotografía de la detenida. Acostada, durmiendo sobre el piso, en una habitación vacía. Según se averiguó, Chambi no aceptó el colchón entregado “porque estaba lleno de chinches”. La imagen fue enviada a medios periodísticos web.

La situación disparó una investigación interna por la filtración de la fotografía.

Todo comenzó el pasado domingo 9 de enero. María Ester Chambi, en la causa 167415, está condenada por lesiones leves y robo en banda y tenía prisión domiciliaria. Esta sentencia era condicional. De acuerdo al cumplimiento de conductas ordenadas por el Tribunal, entre las cuales figuran no andar libremente por las calles y mucho menos cometer delitos.

María Chambi no cumplió con estas obligaciones. Supuestamente, además de salir de su domicilio, habría cometido otras agresiones. La jueza Paola Marocco, de la Sala VII del Tribunal de Juicio, canceló el beneficio y ordenó que la joven cumpla prisión efectiva. Y trasladada a la Alcaidía General del Servicio Penitenciario de la Provincia para el control de legalidad. De allí, al penal de mujeres.

Sin embargo, el lunes 10 de enero, en el establecimiento carcelario, el test Covid que se le hizo a la mujer dio positivo. El resultado fue informado a la jueza, quien a las 21.05 se comunicó con la Jefatura de Policía para que se disponga de un espacio físico para albergarla.

Mientras la fuerza policial organizó el lugar de alojamiento transitorio, Marocco envió un oficio judicial, solicitando el traslado de Chambi al Hospital Papa Francisco, para su internación. Empero, en este establecimiento no fue recibida, en razón de falta de camas. La detenida continuaría en la subcomisaria de Autódromo.

El martes pasado, al mediodía, la jueza comunicó que – tras coordinar con la Secretaria de Seguridad y la Secretaria de Asuntos Penitenciarios - María Chambi seguiría alojada en la dependencia “por el término de 48 horas”. Hasta el jueves 13, a las 20, cuando debería ser enviada a la Unidad Carcelaria 1, Villa Las Rosas (Penal de Mujeres). Al cierre de esta edición no se informó oficialmente si esto se llevó a cabo.

 

Aislada

Desde el lunes 10, María Chambi, está alojada “en el área del patio interno” de la subcomisaria de Autódromo. Concretamente, en el espacio donde antes se ubicaban las celdas.

De acuerdo a las fuentes, la detenida “se encuentra totalmente aislada, sin contacto con el resto de las oficinas, ni con el personal que cumple servicio”. Asimismo se describió que Chambi es atendida por “el personal femenino que realiza custodia”, quien está “provisto de traje encapsulado de nivel C” (protección de piel y respiración); guantes, barbijos, gafas y elementos de bioseguridad. Además, “Bomberos (de la Policía) realiza diariamente y en tres turnos la desinfección de las instalaciones de la dependencia”, contó otra fuente policial.

El miércoles pasado, el flamante jefe de la Policía, Miguel Ceballos, estuvo en la subcomisaria de Autódromo. Controlando las condiciones de bioseguridad de la detenida y del personal policial. También llegó el fiscal de Derechos Humanos, Gabriel González. Y el juez de Ejecución de Sentencia.

Por otra parte, las máximas autoridades del Ministerio de Seguridad y Justicia demandan conocer la identidad de quien sacó la fotografía y la entregó. Aparentemente a cambio de dinero, a un medio web dirigido por un político.