Punto Uno
Banner central top 1 separador

El Instituto ruso Gamaleya dio su visto bueno a las muestras producidas en el laboratorio bonaerense Richmond, por lo que a partir de ahora, Argentina será "parte de la cadena de producción" de la vacuna rusa Sputnik V.

Durante una conferencia de prensa brindada en Casa Rosada, la ministra de Salud, Carla Vizzotti, confirmó que los tres lotes de componente 1 y 2 producidos en la Argentina consiguieron alcanzar los estándares dispuestos por el laboratorio ruso, lo que permite avanzar en la importación de antígenos para comenzar la producción local.

La confirmación es un paso definitorio para que el país pase a formar parte de la "cadena de producción" de la vacuna, algo que permitirá tener mayores volúmenes disponibles en el corto plazo.

 

La vacuna

La Sputnik V se basa en una plataforma de vectores adenovirales humanos, virus inactivados que se utilizan para transportar material genético del virus que se quiere inocular, en este caso, del coronavirus.

Utiliza dos vectores diferentes -uno para cada dosis-, lo que proporciona una inmunidad más duradera que las vacunas que utilizan el mismo mecanismo de administración para ambas inoculaciones.

Según los diversos datos difundidos, la efectividad de la vacuna es del 97,6%, basados en el resultado del análisis de datos sobre la incidencia del coronavirus entre los rusos vacunados con ambos componentes en el período comprendido entre el 5 de diciembre de 2020 y el 31 de marzo de 2021.