Gobierno de Salta
Banner central top 1 separador

09 15 marocco

La misa estacional para celebrar la Exaltación de la Santa Cruz fue oficiada por el obispo de Orán, monseñor Luis Antonio Scozzina, en la Catedral Basílica de Salta. Participó el vicegobernador Antonio Marocco.

Durante la misa, Scozzina incluyó contenido de carácter social y habló de la crisis sociosanitaria y las muertes por desnutrición en el norte provincial.

El obispo se refirió a los recientemente beatificados mártires del Zenta, y destacó que “en ellos descubrimos cómo nuestro norte salteño ha sido bendecido por la sangre de los mártires que testimonian el amor privilegiado del padre por los pobres y excluidos”.

“Hoy veneramos en la cruz la vida donada por amor a los pueblos originarios y por la pacificación de sus territorios en tiempo de dominación y avasallamiento de la dignidad de sus habitantes”, expresó y agregó que “traemos también los rostros sufrientes de tantos hermanos y hermanas que cargan la cruz de la desnutrición infantil crónica, la falta del cuidado sanitario, la falta de agua potable en las poblaciones de Chaco, especialmente en Rivadavia Banda Sur, la falta de trabajo digno y el grito de tantos rostros que claman por el reconocimiento y la justicia”, subrayó el Obispo.

Se refirió luego a “tantos hombres y mujeres que han perdido el sentido de sus vidas, absorbidos en diversas adicciones y que han perdido el sentido de la vida, porque se han quedado en mero consumir como única razón de vivir”. “Una iglesia en escucha la voz del espíritu es una iglesia samaritana que se sensibiliza con el dolor de sus hijos”, dijo para luego pedir a los fieles ser como el buen samaritano que “sabe curar las heridas de quienes son lastimados por las injusticias y las violencias  de aquellos que se sienten poderosos y dueños de la vida”.

“Cada persona debe ser reconocida en su dignidad y, para eso, es urgente asegurar que todos tengan acceso a las condiciones mínimas, no solo  de sobrevivencia sino de una vida digna. Es un llamado a la esperanza y a la compasión”, enfatizó Scozzina quien remarcó que “cada ser humano no tiene el derecho de ignorar o de dañar”.

En la misma línea, remarcó: “Nuestro compromiso es vivir nuestra fe con un verdadero compromiso social, donde prime el bien del otro, donde la necesidad del hermano sea una razón para salir de la comodidad y del ensimismamiento que nos repliegan nuestros propios intereses y proyectos”.

“Nos urge una iglesia sinodal, que camina, va al encuentro, escucha, camina junto con todos, llamados a vivir la fe en el compromiso por los más postergados como un modo de garantizar la paz social y la armonía comunitaria, a pesar de las situaciones de conflicto y tensiones que vivimos como comunidad nacional” cerró el obispo.

Desde las 10 de hoy, en la Catedral Basílica tendrá lugar la tercera misa estacional en el último día del Triduo con la Solemnidad del Señor del Milagro.

 

Marocco: estos momentos espirituales nos hacen mirar para adelante

Luego de participar del segundo día del Triduo, el vicegobernador Antonio Marocco manifestó que “la pandemia, que empieza a quedar definitivamente atrás gracias al sacrificio que han hecho los ciudadanos y el avance de la ciencia, sumado a un gran cuidado sanitario de la provincia, nos hace comprender que a los problemas los tenemos que resolver entre todos, que aquí nadie se salva solo”.

Participaron de la misa estacional el ministro de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología, Matías Cánepa; la intendenta de la ciudad de Salta, Bettina Romero; funcionarios provinciales, municipales y legisladores.