Gobierno de Salta
Banner central top 1 separador

06 23 gasoil

El faltante de gasoil es el principal tema en las cúpulas de las burguesías regionales del norte del país y los grandes transportistas. Las dificultades para acceder a un insumo indispensable resulta un tema urgente que sigue sin ser resuelto.

Por Mariano Arancibia

Hace semanas que la escasez de gasoil golpea al norte y particularmente a Salta. Impacta de manera directa en toda la actividad económica local -industria, agro, logística- pero no encuentra aliciente pese a las promesas oficiales.

Un mayor corte de biodiésel por litro y el incremento de las importaciones fueron los anuncios oficiales pero el problema no menguó y los reclamos se agudizaron, primero en Tucumán, donde el martes inició una protesta de camioneros, y las quejas siguieron al día siguiente en el resto del país.

De acuerdo al mapa de la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas, entre el 5 al 15 de junio, nuestra provincia estuvo en rojo junto a Santiago del Estero, Tucumán, Jujuy, Chaco y Formosa, entre otras, ya que “hay muy bajo o nulo suministro en las estaciones de servicio”.

En este contexto, se conoció que el viernes pasado los precios del gasoil de todas las petroleras aumentaron un 12% y la desolación aumentó en el mercado interno. En efecto, la mala noticia es que la situación no mejoró, hay tarifazos y domina la incertidumbre.

 

¿Cuáles son las razones por las que falta gasoil?

Los motivos que golpean a la matriz productiva son explicados por una combinación de factores: un notable crecimiento de la demanda durante los primeros 5 meses del 2022, tal como informó la principal refinería del país, YPF. Una baja respuesta de la producción local y un “menor procesamiento de petróleo”, según un informe del Instituto Argentino de Energía General Mosconi.

Es significativo el menor precio del combustible en la Argentina respecto de los países limítrofe, por lo que se registró un aumento de hasta 27% en el volumen de ventas respecto del año pasado.

Ante esto, desde el 8 de junio pasado YPF comenzó a cobrar más caro su gasoil Premium a vehículos con patente extranjera. Para ellos, la petrolera estatal “implementó un sistema por el cual los autos livianos y el transporte pesado con patente extranjera sólo podrán cargar Infinia Diesel a un precio de 240 pesos por litro”, según informó la empresa.

El operativo comenzó a implementarse con prioridad en Mendoza y las provincias del Litoral, pero alcanzó a todo el territorio nacional. “Esta medida busca limitar la demanda inusualmente alta asociada con el consumo fronterizo y logístico, donde se registra un crecimiento que supera el 30% en algunos puntos del país”, detalló YPF.

El fuerte peso del lobby petrolero hoy, claramente, no puede dar respuestas al desabastecimiento que padecemos las provincias del norte. Sin claridad, el norte sigue sufriendo.

 

Desde Orán

El gobernador Gustavo Sáenz explicó: “ya he planteado ante funcionarios nacionales; si no están cruzadas las mangueras en Capital nadie sabe qué pasa en el norte, así que sigo tendiendo conversaciones para resolver este problema porque la verdad lo anticipamos y no tuvieron la previsibilidad para que esto no ocurra, y no solo la pasan mal los productores sino también los transportistas, el problema está en la importación, hay que decir las cosas como son, ahora se importa menos y por la inflación no se quiere importar. Esto genera preocupación y hay que poner en la balanza lo que se pierde y lo que se gana”.