Punto Uno
Banner central top 1 separador

En el marco del Proyecto de Investigación Internacional QUBIC de cosmología experimental, un telescopio de microondas arribó a Salta, para que luego de su instalación y puesta en funcionamiento, se pueda saber si en la radiación del fondo cósmico -resto fósil del Big Bang- existen las huellas de ondas gravitacionales primordiales originadas hace unos 13.800 millones de años, cuando se produjo en el Universo.

Esta iniciativa es llevada adelante por una colaboración internacional que involucra universidades, organismos científicos y centros de investigación de Francia, Italia, Reino Unido, Estados Unidos, Irlanda y Argentina. A nivel local, las instituciones participantes son la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA); el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación; el CONICET y la provincia de Salta.

Con el objetivo de supervisar la llegada del equipamiento y de tomar contacto con integrantes del equipo técnico que realizará las primeras pruebas de calidad, el titular de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología, Matías Cánepa, junto a otros funcionarios de la cartera, visitaron el predio de la sede regional Salta de la Comisión Nacional de Energía Atómica.

El gerente de QUBIC Argentina y referente del Instituto de Tecnologías en Detección y Astropartículas (ITeDA), Christian Kristukat, informó que en primera instancia se realizarán algunos ensayos y una vez que esté lista la obra y toda la infraestructura necesaria para su instalación, el telescopio será llevado a San Antonio de los Cobres, para comenzar a operar.

El singular telescopio y sus componentes provienen de Francia y su destino final será San Antonio de los Cobres. Allí, en la zona de Altos de Chorrillos, a 4.900 metros de altura sobre el nivel del mar se buscará probar la Teoría Inflacionaria que pretende explicar la expansión a niveles extremadamente rápidos durante los primeros instantes de la formación del Universo.