Gobierno de Salta
Banner central top 1 separador

11 29 gimnasia

En un vibrante partido con gusto a final jugado ante 14 mil hinchas, Gimnasia fue más efectivo, capitalizó al máximo las ventajas defensivas que otorgó el Cuervo y se impuso 2 a 1 con goles de Ivo Cháves y Luciano Herrera. El Albo jugará por una plaza a la Primera Nacional ante Chaco For Ever que eliminó por penales a Racing de Córdoba.

Todo fue una fiesta en el Martearena. Antes, durante y después del partido. El clima festivo de los hinchas le puso calor y color a la tarde gris. Y el partido estuvo a tono con el contexto. Se jugó como una final. Sin dar tregua. Con dientes apretados. Dejando el alma en cada pelota ante la mirada atenta y fervorosa de las 14mil almas en el Martearena.
Al caer la tarde solo uno iba a quedar de pie. Pero los dos quedaron de pie. Hubo un ganador, Gimnasia, porque supo capitalizar a la perfección las ventajas que dio en el fondo su rival. Pero Central murió de pie. Jugando un gran partido. Y hasta mereció llegar a los penales. Por el desarrollo de juego el partido debió terminar empatado. Pero las finales no se juegan. Se ganan. Y Gimnasia hizo eso. Fue más efectivo, lo ganó y se metió en la final por el ascenso a la Primera Nacional.

El primer tiempo se jugó con mucha intensidad. Y con vehemencia en algunas pelotas. Central propuso jugar y Gimnasia hizo lo que mejor sabe: impedir que el rival juegue. Y Central no jugó. Salvo las incisivas incursiones de Magno no generó mucho peligro. Casi en el inicio Milán se excedió en la marca al Sacha, se ganó prematuramente una amarilla y jugó condicionado todo el partido. Y Nahuel Gómez jugó gratis. El árbitro le perdonó la vida al mostrarle solo una amarilla en una dura falta.

Cuando todo indicaba que se iban al descanso 0 a 0 Villarraal mandó un centro al área, Perillo la bajó para Cháves ante la pasividad de los centrales y cayéndose alcanzó a colocar la pelota lejos del Gato Rodríguez.

En el complemento se vio lo mejor del partido. En Central ingresaron Lessman y el Bocha Rodríguez (por Gómez) y se vio lo mejor del Cuervo que se adueñó del trámite pero sin lastimar. Hasta Lessman le ganó en el salto a todos y de cabeza tras un córner puso el 1 a 1 a los 22. Y fue por el segundo. La pasó mal Gimnasia en ese lapso, el travesaño salvó a Silva y cuando estaba contra las cuerdas otra vez falló la zaga central del Cuervo, cabezazo hacia atrás de Carrasco que Vester increíblemente dejó pasar y se metió Herrera solo para poner el 2 a 1 por sobre el cuerpo del Gato Rodriguez.

Central buscó con lo que tenía a mano empatar pero no pudo. Gimnasia se quedó con el clásico y el pasaje a la final y ahora jugará el próximo domingo muy probablemente en Santiago ante Chaco For Ever por un lugar en la final.

Por segunda vez un equipo salteño juega una final por el ascenso en el Federal A. El anterior fue Juventud hace 25 años cuando en el 96 le ganó a Cipolletti en el viejo y por entonces flamante Argentino A.