Punto Uno
Banner central top 1 separador

10 11 seleccion

Argentina vapuleó a Uruguay en el Monumental. Le ganó 3-0, con goles de Lionel Messi, Rodrigo de Paul y Lautaro Martínez, pero mereció imponerse incluso por mayor diferencia.

Así, dio otro paso hacia el Mundial de Qatar 2022 y se arrimó a Brasil, líder de la tabla de posiciones de la clasificación (mantiene una distancia de 6 puntos sobre la Albiceleste)
Las posturas de ambos equipos quedaron claras desde un principio.

Con cinco hombres en el fondo y las dos líneas defensivas bien juntas, Uruguay buscó no ofrecer grietas donde tanto Messi como los hombres de ofensiva de Argentina pudieran moverse. Luego, intentó de contra, con De la Cruz, Rodríguez y Suárez. Así, a los 5, incluso pudo abrir el marcador, pero Dibu Martínez en dos oportunidades (la primera ante Lucho) logró resolver.
A los 8, la Albiceleste consiguió profundizar. Lo Celso, desde el borde del área, metió miedo con un remate que se marchó ancho. Pero los charrúas siguieron encendiendo señales de alarma: a los 20, Suárez volvió a hacer lucir al portero del Aston Villa. Y a los 27, el propio atacante del Atlético Madrid nuevamente cerró una réplica veloz y su tiro de aire, cruzado, dio en el poste. Con poco, concentración y astucia para salir en velocidad cada vez que recuperó, Uruguay puso en aprietos al campeón de América.
A los 25, Argentina reaccionó. A partir de allí Uruguay se desordenó, Argentina cambió el ritmo más rápido cuando se hizo de la pelota y llegó en continuado. A los 36, tras un centro de Tagliafico y un movimiento de distracción de Martínez, Messi intentó de zurda y un rebote le impidió el grito. Segundos después, volvió a probar y contuvo Muslera. Y a los 37, el capitán firmó el 1-0... Casi sin querer.
En el segundo tiempo, aunque Uruguay buscó variar el plan inicial incluyendo hombres en ofensiva, resultó un festival argentino. La Selección mantuvo el dominio a placer, con De Paul como eje en el medio, un Messi inspiradísimo y el acompañamiento de todos. Sólo resultó cuestión de tiempo para que ampliara el score, mientras atronaba el “ole” en las tribunas.
Así fue que a los 16 minutos llegó el 3-0. Messi hizo la pausa, giró y tocó para De Paul, quien soltó un buscapié quirúrgico para la entrada de Lautaro Martínez. Ni con los cambios para cuidar a los tocados (el propio hombre del Inter) o los que están al límite de amarillas (el ex Racing) bajó el ritmo Argentina, que forzó a Muslera a horas extras, primero a quemarropa, ante Correa, luego contra Di María.